El festival Burning Man es un evento anual de siete días que se desarrolla en la “ciudad” de Black Rock, Nevada, EEUU desde 1996 aproximadamente en su versión mas acercada a la actual. Black Rock City, es una ciudad temporal construida por los participantes y “vive” aproximadamente sólo una semana.

El Burning Man es el ritual principal de este festival, el cual  consiste en quemar una gigantesca escultura de madera con forma de hombre durante la noche del sábado. También se construye un enorme templo de madera, para ser quemado la última noche (domingo). La quema del “hombre” es una celebración espectacular con fuegos artificiales y explosiones. En cambio, la quema del templo se hace en silencio total, ya que es un ritual dedicado a las personas que hayan fallecido. Durante la semana los participantes escriben sobre el templo o dejan notas y fotos dentro, con la idea de que al ser quemados hay algún tipo de conexión o renovación espiritual.

El evento está organizado por la compañía Black Rock City, LLC., bajo la supervisión de uno de sus fundadores, Larry Harvey, y otros cinco miembros de consejo.

Los organizadores del evento lo describen como un experimento en comunidad, de autoexpresión y autosuficiencia radical. Algunos de los aspectos más interesantes del Burning Man son el arte, leave no trace (no dejar rastro ecológico), nada de comercio ni marcas, desmercantilizacion, y la energía colectiva de los asistentes.

Burning Man ofrece becas a cientos de artistas, creando piezas luminosas, interactivas, psicodélicas en la ciudad-desierto, aparte de muchos otros artistas que crean arte por amor al arte, incluyendo los muchos Art Cars, vehículos desde carros de golf a autobuses disfrazados de dragones, barcos piratas, discotecas gigantes o retretes luminosos.

El Mayan Warrior es el Art Car para el que se nos brindó la oportunidad de participar por primera vez para este festival. Nos integramos al equipo conformado por el artista Pablo González, el diseñador Daniel Coello y varias personas mas. Nos encargamos de construir la parte “decorativa” del Mayan Warrior , trabajando piezas escultóricas, corte y armado en MDF , iluminación, etc. Este Art Car se ha ido transformando año tras año en un icono impresionante para este y muchos otros festivales hasta alcanzar casi un status de “celebridad” en los eventos que se presenta ya que ofrece para sus espectadores un verdadero show de luz y sonido siempre con los mejores DJ’s del momento sin olvidar su espiritu místico de “guerrero maya”.

Sin duda este proyecto ha sido fascinante, nos ha llenado de nuevas experiencias,  aprendizajes y retos ya que este “monstruo” no solo debía construirse para ser impactante sino también “transportable”   para realizar cada uno de sus interminables recorridos pudiendo desarmarse y transportarse a si mismo, además de ser de “facil” armado ya que serán los mismos artistas los encargados de realizar esta tarea por su propia mano.

La historia del Mayan Warrior está viva y en crecimiento, su imagen se va transformando  y es para nosotros siempre un orgullo recibirlo en nuestra planta y aportar algo a su constante evolución.

El Volador Botargas

elvolador.com

Nuestros Servicios

Proyectos especiales 

Eventos de proyección internacional

Carros alegóricos 

Artículos Relacionados

¿Qué son los Carros Alegóricos?

Desfile bicentenario México 2010

Evento de proyección: Juegos Panamericanos Guadalajara 2011